18/10/15

ESCAPADA DE OTOÑO: LOS CASTILLOS DE LA GIRONDE







¿Quién ha dicho que para visitar algunos de los castillos más interesantes de Francia hay que viajar hasta las orillas del Loira? Una vez más, como buenos patphinders, buscamos rutas alternativas  y nos atrevemos a ver donde nadie mira. Pincha y descubre todo lo que esta ruta  puede ofrecer. No te puede dejar indiferente.




lA GIRONDE
Situada en el suroeste de Francia, es uno de los departamentos metropolitanos más grandes del país. Cuenta con muchos encantos naturales, culturales y gastronómicos. Además sus gentes son amantes de las campers y autocaravanas y los servicios que esta región ofrece para los vehículos es excelente. Todo eso hace de este lugar uno de los más visitados por los amantes del campismo.
Entre sus encantos naturales  destacan la cuenca de Arcachon con numerosas localidades ostrícolas; la costa atlántica y sus playas surferas; y por último,la dune de Pilat, que ostenta el título de duna más alta de Europa.

Los amantes de la cultura no quedarán
decepcionados ante semejante colección de castillos: Cazeneuve, Roquetaillade Valdrait, Cadillac o la Bréde son precisamente los que nos ocupan en esta ruta. Además, pueblos medievales como Saint Emilion, Bazas, o Saint Macarie hacen del viaje un objetivo.
En cuanto a gastronomía se refiere no nos iremos con el estómago vacío: las ostras de la cuenca de Arcachon son de gran renombre, el buey de Bazac, para los grandes carnívoros o los postres- Canelé o macaron- para los gourmandes (golosos) son algunas de las especialidades ineludibles de este departamento, junto con sus excelentes vinos de Bordeaux, Graves, Saint Emilion Grand Cru o Sauterne.





Pasamos la noche del viernes junto al estadio de Préchac.



Coordenadas: N 44º 23´ 56.9”

             O 0º   21´ 31.4”


Nos dirigirnos a Bazac, un interesante pueblo, situado a la entrada de los bosques de las Landas de Gascuña, que posee un antiguo pasado de obispado del cual conserva aún un rico patrimonio. Los sábados, además, cobra especial vida con la celebración del mercado en su preciosa plaza principal. ¡No nos lo podemos perder!





Aprovechamos para comprar pan, queso y unas ramas de vainilla en un puesto de lo más pintoresco. 

Panes y magdalenas XXL

Queso de la zona, pero también del Pays Basque.

Un toque de color: puesto de las especias.

Así se va la mañana, de puesto en puesto, viendo a los lugareños realizar sus compras, tomando un café en alguna de los cafés-restaurantes que guardan las elegantes arcadas de esta plaza…










La catedral gótica San Juan Bautista (Siglos XIII y XVI) preside esta animada mañana. Es el monumento más importante de la ciudad, está inscrita en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. Destaca su fachada occidental con tres portadas esculpidas.


Portada principal de la catedral.


Tras visitar la catedral por dentro nos paseamos por El jardín del Capítulo. Son unos discretos jardines que quedan a la derecha del edificio. Desde allí hay unas bonitas vistas del lateral sur de la catedral, las murallas de la ciudad y el valle de Beuve.

Jardines del Capítulo.




De regreso observamos de nuevo los bellos edificios de la plaza de la Catedral donde el mercado continúa en pleno apogeo. Destacan algunas antiguas mansiones porticadas y en especial la fachada de la casa del Astrónomo, un elegante palacete del siglo XVI.


Casa del Astrónomo.

Algunas de las más bellas fachadas de esta plaza.


Pasamos el día y la noche en una granja privada llamada Lac de Castagnet. Se situa en el corazón del bosque de pinos del Parque Natural de Las Landas de Gascuña. 




Sus propietarios acogen campers y autocaravanas, y además alquilan su lago para la pesca de la trucha. 

Lac de Castagnet

Nos atrevemos a recomendarla tras una grata experiencia, y es que si viajáis con niños, el lugar es perfecto. Sin peligros, protegido por un gran robledal y organizado en torno a un gran estanque con cisnes, gansos… Además, cuenta con un parque donde los pequeños no perderán un minuto. 






Para los autocaravanistas cuenta con baño y fregadero.La estancia del día y la noche nos costó 10€, a nosotros nos pareció genial.


lac de castagnet
lac de castagnet, 33730 VILLANDRAUT, GIRONDE
Coordonnées GPS : Latitude 44.44741493 - Longitude -0.39723905 



Por la tarde salimos un rato de la granja para visitar el Château de Villandraut, que se encuentra a pie de carretera en el pueblo de mismo nombre.
 



Es un castillo medieval del siglo XIV construido por el Papa Clemente , originario de esta región.Este antiguo palacio fortaleza conserva aún su encanto y porte natural, rodeado de amplios fosos con hermosas torres redondas y un pequeño castillete a su entrada.







Fachada principal y puerta de acceso.


Recomendamos realizar un breve paseo que parte de un costado del castillo y que nos hace rodear el edificio para poder observarlo desde varios ángulos.


Torres y fachada posterior del castillo.

El sábado por la mañana visitamos Sainte Croix du Mont, un pequeño pueblo y magnífico mirador sobre el valle del Garona. El pueblo se encuentra encaramado a un promontorio rocoso y domina el valle cuajado de viñedos bordeleses, donde en esta época los colores rojos, verdes y ocres se funden haciendo del paisaje todo un festival de color.






El castillo de Tastes (siglos XV-XVI), hoy sede del consistorio local, nos aguarda majestuoso. No tenemos más que asomarnos a su terraza y disfrutar del paisaje.

Castillo de Tastes
 
Mirador desde Sainte Croix du Mont

Viñedos bordeleses

Pero estamos de suerte. Además del encanto propio del lugar nos encontramos con que es domingo y se celebra un “vide Granier”, traducido literalmente sería como “vaciar el granero”, pero todos podemos entender que lo que se vacían son los trasteros…Y eso encontramos; un gran mercadillo de segunda mano, en el que lo mismo encuentras unos pantalones de pana que una antigua cafetera. 

Puestos del vide grenier








Tras la visita comemos que hay en un área de pic-nic, situado en la propia bajada del pueblo.




Coordenadas:        N 44.58883º
                    O 0.27293º  


Area de pic-nic de Sainte Croix du Mont.


Por la tarde, bastante temprano, visitamos el castillo de Roquetaillade, un espléndido castillo-fortaleza que se compone de dos piezas, el castillo viejo (S. XII) y el castillo nuevo (S.XIV), ambos declarados monumentos históricos.

Vista del castillo viejo

Camino de acceso al conjunto y castillo nuevo.
 Junto al castillo nuevo se encuentra la capilla de San Miguel, decorada por el ayudante de Viollet-le-Duc en estilo oriental.La familia la utiliza aún hoy día para celbraciones.
 
Capilla de San Miguel.
Este castillo tiene además la peculiaridad de haber sido habitado siempre por la misma familia ¡Nada más y nada menos que 700 años!

Fachada principal del castillo nuevo de Roquetaillade.
Lo visitamos por dentro en una interesante visita guiada que recomendamos sin duda alguna. 


Lo mandó construir el cardenal De la Mothe, sobrino del Papa Clemente V, el primero de los papas de Avignon. Tras ser elegido Papa Clemente nombró a sus 5 sobrinos cardenales y les regaló una cuantiosa suma de dinero para construirse un castillo.

En el siglo XIX, tras haber pasado de generación en generación, el castillo se encontraba en muy malas condiciones, y fue la rama de la familia Mouvezin  quien se encargó de restaurarlo empleando para ello la fortuna hecha con el cultivo de viñedos Mèdoc. Pero no eligieron a cualquiera para esta delicada tarea, pues hicieron venir de Paris al mejor arquitecto de la época: Viollet-le-Duc. Las restauraciones se suspendieron cuando los viñedos fueron atacados por la grave enfermedad de la filoxera.

 

En los interiores destaca la cocina, utilizada a diario por la famlia y repleta de utensilios de cobre; la habitación rosa, es la habitación de invitados; y el pequeño patio de armas.Recomendamos disfrutar del entorno y pasearse por los espléndidos jardines del castillo antes de abandonar el lugar.


Jardines del castillo.



Retrocedemos unos pocos kilómetros para visitar le Château de Cazeneuve, una antigua fortaleza medieval reconvertida a residencia de recreo. Su encanto principal es el emplazamiento, dominando las gargantas del río Cirón.


Bosque de la Campiña de la Gironde





Declarado monumento histórico, el castillo de Cazeuneuve fue la residencia de recreo de los reyes de Navarra (S.XVII),rey Henri IV y la reina Margot. En su interior destacan el gran patio de honor, los aposentos reales con el mobiliario de época, la cocina, unas antiguas bodegas medievales y las grutas trogloditas.

Château de Cazeneuve

Patio de honor.
Sin embargo, nos atrevemos a subrayar que la diferencia que marca la visita a este castillo es su paseo de ronda, que se extiende por las gargantas del río Ciron y nos conduce hasta la “grotte de la reine”, desde donde obtenemos una hermosa estampa del antiguo molino, una cascada y un pequeño estanque natural.

Paseo a orillas del río Ciron.
Vegetación de las gargantas del río Ciron.
Grotte de la reine - Cueva de la reina.
Cascada.
Además, los terrenos de este castillo cuentan con un precioso parque arbolado integrado en la red Natura 2000, ¿Qué más se le puede pedir?









La verdad es que este día acabamos molidos y no nos quedan ganas más que para tomarnos un zumo y terminar de ver la tarde pasar.







Realizamos unos cuantos kilómetros y no dirigimos a pasar la noche al área de caravanas de Cadillac.



Coordenadas GPS :
Longitud : -0.31687   Latitud : 44.63856
Dirección:Allée du parc
33000 Cadillac
Tipo de área: municipal gratuita
apertura anual

Tél. : 05 57 98 02 10


Vistas del castillo de Cadillac desde la plaza.




El lunes por la mañana nos dirigimos a visitar el castillo de Cadillac, está a pocos metros del área de caravanas y tiene una historia muy interesante, pero es lunes y al igual que muchos museos está cerrado.


Fachadas pincipales del castillo de Cadillac.

El castillo de Cadillac no tiene un pasado tan risueño como el de los anteriormente visitados. Fue tomado y saqueado durante la Revolución Francesa, durante el siglo XIX fue utilizado como prisión femenina de condiciones realmente duras y hasta 1952 albergó un colegio para niñas.
  

Sacamos unas cuantas fotos a sus exteriores y nos damos un paseo por el pueblo que es bastida y no tiene desperdicio.


Torre-campanario y puerta de la ciudad.






San Macario-Saint Macaire- en francés es una ciudad medieval con un rico patrimonio. Allí encontraremos las típicas callejuelas empedradas jalonadas de casas con coloridas contraventanas, una excepcional plaza porticada, La place de Mercadiou, y la iglesia de San Salvador y San Martín, cuyas paredes exhiben hermosas pinturas murales. Una ciudad de lo más pintoresca y visita obligada de La Gironde.



Calle de Saint Macaire

Fachada del hotel principal de la ciudad




Iglesia de San Salvador



Portico de San Salvador.

Bovéda con frescos de San Salvador.

Restos de un antiguo convento Benedictino.






Puerta y torre de la ciudad.

Place de Mercadiou



Arcadas de la Plaza.





Un precioso txoko de la Place de Mercadiou


Regresamos después de tres intensos días por las tierras de Gironde mas que satisfechos, no sin antes haber llenado la despensa de productos regionales: un buen pedazo de queso brie de la zona, un frasco de foie gras entier (entero) y tres vinos de la zona: Graves, Bordeaux y Sauterne…






¿Qué más se puede decir? ¡Carpe diem!

 

Publicar un comentario