27/4/16

A LA MESA DE LIGURIA: ENTRE LO DULCE Y LO SALADO





Durante nuestro viaje a Liguria hemos descubierto algunas de las especialidades y delicatessen de la zona. Al final del viaje, eran tantas las cosas que habíamos probado que decidimos que esto había que contarlo. Solo vamos a adelantaros que la gastronomía ligur anda a caballo entre lo dulce y lo salado…Umm! Y vosotros, ¿de qué sois, de dulce o de saldo?



LOS CAPPUCCINOS, MEJOR EN FAMILIA.

 


Si en algo hemos coincidido los tres, padre, madre e hijo, durante este viaje es en ese repentino gusto por tomar casi todas las tardes un cappuccino. Normalmente en casa,  el gusto por las bebidas  se dividen en: Cola-cao, cortado y solo. Pero fijaros que fue llegar a Italia y pasarnos todos al Cappuccino, ese tipo de café con leche (más leche que café) con una espuma por encima que conquista con facilidad a cualquiera, sobre todo los de Lerici.



“ALICI SOTTO SALE” ¡VAMONOS AL MERCADO! 
 

Visitamos el mercado de Sestri Levante donde además de encontrar las salchichas, salamis y quesos de la región encontramos las deseadas “alici sotto sale”, anchoas saladas. Estas anchoas pescadas por los pescadores camogliesi de un modo rigurosamente artesanal son cuidadas atentamente durante todo el proceso de elaboración, en el cual tras su maduración se envasan en tarros de cristal para la venta. El resultado de esta cuidadosa elaboración es una delicia que a los devoradores de pescado no se les puede pasar por alto.

“PANDOLCE” PARA DESAYUNAR CON FUNDAMENTO

 


Los desayunos en la furgo suelen ser como en casa, es decir, de cargar energía para toda la jornada. EN LIGURIA descubrimos el Pandolce, que como habréis adivinado por el nombre es exactamente eso, un pan dulce. Este es un tipo de bizcocho algo durillo, cargado de piñones, pasas y fruta escarchada. Nos pareció ideal para untar en el café con leche y tomar fuerzas.



PASTA E PESTO A LA GENOVESE.

Pasta fresca comprada en un pastificcio de Lerici.


¿Qué cocinamos hoy? ¡Pasta! Pero estamos en Italia, así que esta vez vamos a darnos un capricho y comprar pasta en un pastificcio artesanal, donde la sala de fabricación de la pasta y el mostrador de venta estan separados por una escueta cortinilla. La pasta se vende a peso y podemos encontrarla de diversas formas y colores, incluso rellenas… ¡Delicioso!
 

Pero no hay dos sin tres! ¿Qué salsa acompañará a la pasta? Pues estando en Liguria y tan cerca de GÉNOVA la respuesta es: Pesto a la genovese. Es una pasta verde compuesta de aceite de oliva extravirgen, albahaca (basilicum), ajo, piñones, queso parmesano y queso pecorino. Dicen del pesto que es un descendiente directo del antiguo “Moretum” de los romanos.¡A saber!

Pesto a la Genovese, comprado en el nº70 de la vía Capellini, Porto Venere.

CON LAS MANOS EN LA MASA: FOCACCIA, FARINATA Y TORTA PASCUALINA 

No podemos hablar de Liguria sin nombrar la focaccia (hogaza), una torta de harina muy cercana a la pizza, que podemos encontrar en las variedades, bianca, al queso de Recco o rellena. Eso sí, siempre hecha en el horno de leña.
 
Focaccias de tres tipos acompañando unos salmonetes.


La farinata es una finísima torta salada que se realiza a base de agua y harina de garbanzo (ceci). Nosotros pudimos probar la variante de farinata de cipolle (cebolla).Es una alternativa a la recurrente pizza y para nosotros resultó un “plato salvavidas” en esos días en los que estábamos muy cansados y al regresar a la furgo no queríamos cocinar.

Farinata a la cipolla.


La torta Pascualina, es una especialidad de Liguria y además típica de Semana Santa, así que estando en fechas nos decidimos por probar esta delicia. Se trata de una torta que se remonta al siglo XVI y en sus orígenes fue conocida como gattafura. Esta torta salada nos la sirvieron rellena de alcachofas y huevo cocido. ¿Rico, verdad?

Pascualina acompañada de unas patatas.


VAMONOS DE PESCA…POR LAS LONJAS.

Lonja en Santa Margherita de Ligure.


Dicen que la ocasión la pintan calva, y  es que no se puede pasear por los muelles de Santa Margherite de Ligure sin entrar a “pescar la cena” en una de sus lonjas.


En las profundidades del mar de Liguria se pescan desde principios de 1900 las apreciadas gambas rampantes o gambas rojas, que por sus características científicas, gastronómicas y culturales son un producto típico a salvaguardar. Pero, si os apetece más una ensalada, os topareis con los Moscardini, una especie de pulpo enano que añaden cocido a la ensalada.

 


Y es que comprar productos frescos directamente a los productores, tratar con los lugareños y mezclarnos son algunas de las cosas que nos fascinan de los viajes en camper.



LA HORA DEL CAFÉ: I BACI DI DAMA VERSUS CAMOGLIESI

No podíamos despedirnos sin tomarnos un rico dulce a la hora del café. Por un lado, encontramos los tentadores baci di dama, unas riquísimas pastitas rellenas de avellana, de origen piamontés pero muy extendidas también por la Liguria. Son para tomar de bocado, así que este dulce no nos dura mucho en el armario de la furgo.

 
  

Por otra parte, un largo paseo por la Vía Garibaldi de Camogli nos hizo caer en esta dulce y embriagadora tentación; los camogliesi, uno dulces típicos del lugar hechos con pasta choux y rellenos de crema pastelera al ron (o más bien de ron con algo de crema pastelera)¡Mamma mía!




Quizás con este post os haya entrado un poco de hambre, o quizá ganas de coger la furgo y visitar la Liguria, ¡quién sabe!




Publicar un comentario