5/5/16

NUESTRA PARTICULAR RUTA DE PINTXOS POR LOGROÑO




No sabemos si son los mejores, si son los típicos o los más conocidos… pero éstos son los pintxos que nos gustan. Ésta es la ruta que realizamos cuando vamos a “Laurelear”,  una expresión que hemos acuñado en el ir y venir en las visitas a la capital riojana. Estás avisado… ahora, ¿te vienes de pintxos?



Aunque la calle más conocida de Logroño es la del Laurel, la actividad de “pintxoteo” se centra además en otras tres conocidas calles: San Agustín, calle Albornoz y Travesía del Laurel. Si vais en fin de semana, no acudáis muy temprano para esta tarea, porque antes de la una encontrareis  gran parte de las cocinas cerradas y un “venga en un rato” de labios de los hosteleros. 

Calle Laurel.

Hacia la hora señalada las parejas, cuadrillas y familias con niños comienzan a pulular por las calles donde los bares visten las barras con sus pequeñas tentaciones.
Los pintxos que encontramos en esta ruta no son, en nuestra opinión, tan elaborados como los de La Bella Easo donostiarra o la medieval Gasteiz. Sin embargo, tienen la contrapartida de basarse en los productos de la tierra riojana, lo cual les aporta un valor y los convierte en productos frescos y de calidad. Algunos de los más conocidos llevan nombres tan sugestivos como Matrimonio, Zapatillas o Cojonudos, pero estos son justo los que vamos a evitar por la simple razón de ser los más evidentes. Y ahora…nos vamos a “Laurelear”?


LA TABERNA DEL LAUREL


Sobre la barra de este local encontramos una gran exposición de ricos productos riojanos convertidos en pintxo. Algunos de los que más nos gustan son los espárragos rellenos de jamón cocido y queso y las pencas de acelga rellenas de jamón serrano, champiñones y queso de cabra. Pero tras el acristalado expositor no encontrareis su especialidad: Las patatas bravas. Es una sabrosa opción para completar los anteriores, y si vais con niños no os preocupéis, se puede pedir media ración de bravas  picantes y media ración “sin”. Os la servirán al grito de:“¡Media de Bravas y media de Raras!”




BAR DONOSTI



Este estrechito pero acogedor bar de pintxos ha sido en nuestras últimas visitas a Logroño una constante. Nos encantan los de siempre, como la tosta de queso de cabra con confitura y nueces; ideal como pintxo neutro, ni carne ni verdura, y el preferido de nuestro hijo. El pintxo de solomillo de cerdo con salsa de roquefort o pimienta, jugoso y muy sabroso, o la tosta de boletus con base de pasta de jamón



Pero también nos atrevemos con los más nuevos: el capuchino de hongos. Un caprichoso vaso con fondo de huevo a baja temperatura, boletus  y una cobertura de crema de boletus. Fue el pintxo que presentaron en el XV Concurso de tapas de La Rioja. En nuestra opinión está muy bueno y además es diferente al resto.


BAR-RESTAURANTE LAS CUBANAS




En Las Cubanas siempre repetimos. No vamos a decir que tiene precios ajustados, pero sus pintxos son más que generosos y de gran calidad. Nos encanta su especialidad: el crocante de cochinillo sobre cama de patatas panaderas. Lo sirven con una salsa por encima muy acertada. 


Además del crocante nos atrevemos con un rissotto de presa ibérica y un gambón acompañado de foie, ambos muy recomendables.




BAR LA CASITA

Cuando os apetezca una brocheta con fundamento, es hora de pasarse por La Casita. Tras encaramarnos a alguno de sus taburetes, podemos saborear sus sabrosas brochetas de pulpo o pez espada espolvoreadas de pimentón, o simplemente pedir una rica croqueta  de espinacas, pasas y piñones…¡Ummm!




BAR EL SORIANO

 


En el Soriano encontramos un clásico de los pintxos en Logroño: “El champi”. Una jugosa torre de tres champiñones hechos a la plancha y rociados con un “vete tu a saber” que le da un toque único. Si os apetece un pintxo sencillo y  ligero (que ya se va notando el recorrido) este es vuestro bar. 




PULPERÍA LA UNIVERSIDAD





Siempre hay alguien que echa de menos la mar y, si sois de la costa como nosotros, os tentará la barra de este bar-pulpería de estilo gallego donde los productos del mar se meten por los ojos. Esta es la última parada para saciar nuestra gula degustando una ración de pulpo a la gallega y calamares fritos. 







CAFÉ MODERNO 
 

Si también sois de los “muy cafeteros”, terminareis la ruta en el Café Moderno. Este mítico café instalado en la pequeña y acogedora plaza Martínez Zaporta fue fundado hace ya  un siglo con el nombre de “Café Madrid”. Hoy día, además de ser un café –restaurante organiza actividades culturales como tertulias literarias, exposiciones permanentes de fotografía o café teatro. ¡Toma café con historia!





Ya sabes, la próxima vez que vayas por Logroño acuérdate de nuestra ruta o haz una propia...pero sobre todo haz caso al proverbio: "desconfia del que no toma vino, tanto como del que toma demasiado"




INFORMACIÓN DE VIAJE:

http://www.callelaurel.org/

Librito del Laurel 

Para la pernocta en autocaravana o camper:  Area de autocaravana en Logroño
Publicar un comentario