25/9/16

GAZTELUGATXE, ¿QUÉ SECRETOS ESCONDES?





Últimamente todo el mundo habla de esta encantadora isla convertida a península que, situada a unos 8km de Bermeo, en la costa de Bizkaia, es una de la visitas que no debes dejar pasar si vienes por tierras vascas. Seguro que ya te habrás enterado de que en breve rodarán la saga “Juego de Tronos” en este mágico lugar, pero… ¿Qué sabemos en realidad de Gaztelugatxe? ¡Acompáñanos a descubrirlo!






UN POCO DE HISTORIA

Todo comenzó cuando en el siglo X los labradores de los alrededores construyeron su pequeña parroquia en la cima de esta isla dedicándosela a San Juan Bautista. Posteriormente, se convirtió en convento, aunque un par de siglos más tarde los monjes abandonaron el lugar llevándose los objetos de valor consigo. Pero Gaztelugatxe tiene la peculiaridad de ser un lugar privilegiado y estratégicamente situado para controlar la costa y el mar, así que fue utilizado como fortaleza para defender el Señorío de Bizkaia ante Alfonso XI. Los siete caballeros de Bizkaia lucharon en San Juan de Gaztelugatxe, donde finalmente, Alfonso XI fue humillado y obligado a retirarse.

La Edad Media fue una época agitada y los corsarios campaban a sus anchas. Fue en el siglo XVI cuando Sir Drake y sus corsarios atacaron y saquearon la ermita, matando y arrojando al mar al ermitaño que la cuidaba. Además, en esta época, la Inquisición española dedicó mucho tiempo a la caza de brujas por esta zona y se cree que los acusados de brujería eran encerrados en las cuevas de Gaztelugatxe.Con el tiempo, la iglesia fue deteriorándose hasta ser demolida a finales del siglo XIX. Fue reconstruida y tras varios incendios que la asolaron, finalmente en  1980 se construyó el edificio que actualmente corona la cima de la isla, unida a tierra por un puente de piedra.
 


¿QUÉ SIGNIFICA GAZTELUGATXE?

Exísten dos hipótesis:
La primera nos dice que el nombre viene de la unión de las palabras en Euskara gaztelu + haitz – castillo + peña, haciendo referencia a la peña sobre la que está construida la ermita, adoptando la forma de castillo o fortaleza.
La segunda, nos lleva a la unión de las palabras en Euskara gaztelu + gaitza(gatxe)- castillo + difícil, haciendo referencia al difícil acceso del lugar.
Ummm… ¿Interesante, verdad?
 




SEGÚN LA LEYENDA…

El mismísimo San Juan Bautista desembarcó en Bermeo, y de tres grandes zancadas se plantó en la ermita. El primero de sus pasos se puede ver bajo el Arco de San Juan, en Bermeo; el tercero, en los últimos peldaños (231 escaleras) de la subida a la ermita.






ES TRADICIÓN…


El 24 de junio, día de San Juan, se realiza una romería hasta la ermita partiendo desde Bermeo, para cumplir algún tipo de promesa o realizar ofrendas al Santo. Además, Sumergida bajo uno de los arcos naturales de la isla se encuentra la Virgen de Begoña, a la que se le realiza una ofrenda floral el día del Carmen(protectora de los pescadores).






NUESTRA EXPERIENCIA

Hemos estado varias veces y, en nuestra opinión, el otoño es la mejor época para visitar el lugar. Se puede dejar la furgo aparcada en la parte alta de la carretera o junto al restaurante Eneperi.

Y ahora, si os acercais por la zona, ¿os lo vais a perder?





Publicar un comentario