9/3/15

WEEK END IN BILBAO




Tenemos que reconocerlo, Bilbao nos ha seducido con sus encantos. Poco tiene que ver con la romántica donostiarra o la medieval Gasteiz; es la ciudad  que ha resurgido de sus cenizas y se alza orgullosa ante los ojos de los turistas; moderna y vanguardista, escenario de películas de ciencia ficción, es la ciudad camaleónica que seduce y embriaga hasta quedar atrapado en su tela. A nosotros nos conquistó en un fin de semana…¿Y vosotros, sois fáciles de seducir?


Llegamos de noche y la pasamos en el  área de autocaravanas de la ciudad, situado en Kobetamendi o monte Kobeta. Conviene llamar a Información y Turismo de la capital (944795760)pues esta área de auto-caravana suelen abrirla y cerrarla en función de los eventos de la ciudad, tales como el BBK live.

Coordenadas:   43.259672, -2.964046

Llegamos para la hora de cenar. El lugar está 

vigilado por un guarda que permanece allí las 

24H. El acceso, previo pago de 15€/24h, era

mediante barrera. Hay conexión eléctrica,

puntos de agua, vaciado de aguas grises y 

negras...El lugar goza de  unas vistas

impresionantes sobre Bilbo.



PRIMER DÍA: DESCUBRIENDO LA CIUDAD


La ciudad aún sin desperezar.



Tranquilo desayuno en el balcón de Bilbao.



Area de autocaravana en Bilbao.







Mapa del recorrido




Tomamos el bus nº58 que pasa por delante del 

AC y nos deja en el casco antiguo de Bilbo, 

Zazpikale. Lo primero que nos vamos a ver es 

el Mercado de la Ribera que el sábado por la 

mañana lo encontramos en pleno apogeo.


Mercado de la Ribera  e iglesia San Anton.


Mercado de la Ribera mirando al Nervión.


Es uno de los mercados cubiertos más grandes de Europa. Fue construido en 1929 por el arquitecto Pedro Izpizua (artista formado con Gaudí) en estilo racionalista y Art Decó. Ha sido reconocido por el libro Guinnes como el mercado más completo del mundo en numero de productos, comerciantes y puestos.





En el piso superior se encuentran estas 

elegantes cristaleras de colores que

eclipsan la mirada de todo aquel que entra en

el mercado por primera vez.





El mercado es pues una visita obligada en la ciudad pues además de su belleza arquitectónica nos acerca muy gráficamente al origen del éxito de la gastronomía vasca, basada en  parte en la utilización de productos frescos. Además, al contrario que en otros lugares del mundo, el mercado no ha quedado reducido a un mero teatro cara al turismo, sino que sigue siendo el lugar donde donde  los vecinos  realizan las compras del día y abastecen la despensa de verduras, legumbres, setas, queso...Digamos que es un lugar donde la pizza, la hamburguesa o el sushi no tienen cabida.


Productora local atendiendo su puesto en el mercado.


Hace unos 700 años la cidudad nació en el 
regazo de estas siete calles -Zazpi kale-las 

mismas que hoy día forman el casco antiguo

de la ciudad. 


Zazpi kale - Siete calles


Disfrutamos de su gran ambiente y, como se 
acerca la hora de comer, nos metemos a 
la Plaza Berria o Plaza Nueva que es el 
ombligo del casco viejo y donde El edificio más destacado es la sede de Euskaltzaindia
Academia de la Lengua Vasca.Pero no vamos a 
estudiar sino a darnos un capricho tomando unos pintxos.


Plaza Berria - Plaza Nueva


Los dos elementos que se observan en las 

fotos son ingredientes relevantes en la 

gastronomía vasca: los pintxos y el txakoli.


Pintxos: tradicionalmente se ha compuesto de 


una rebanada de pan sobre la que se servía 

una ración de comida, pero han evolucionado y 

se han sofisticado de tal manera que han 

llegado a ser alta cocina en bocados. 


El Txakoli es el vino blanco vasco por 

excelencia, de muy buena calidad y de 

producción limitada. Posee denominación de 

origen controlada desde 1990 y entre ellos, 

Gozan de especial fama los caldos blancos de 

Getaria "Getariako txakolina", y en Bizkaia 

"Bakioko txakolina" 




 Pintxos de txangurro (centollo) y  Txakolí de Getaria.


Comenzamos en el bar-restaurante Victor Montes, un bar con una fama sobradamente ganada; en este local disfrutamos de unos pintxos de txangurro- centollo- y un par de txakolis. Continuamos con el Gure Toki y sus calamares famosos, y terminamos en el Bertón con una estupenda ración de croquetas, ya fuera de la plaza.



Croquetas del Bertón


Tras los pintxos nos vamos paseando y pasamos por la plaza de la catedral. era muy difícil coger el ángulo para sacar una foto curiosa.

Plaza de la catedral.


Pasamos ante las puertas de la bibliotea municipal  de Bidebarrieta, albergada por un precioso edificio de estilo Neoclásico.

Portón de la biblioteca de Bidebarrieta


A lo lejos divisamos el ayuntamiento de bilbo. Otra joya de la arquitectura. Construido en 1892 por el arquitecto Rucoba, al igual que muchos de los edificios de la ciudad es de estilo neoclásico donde lo más destacado son los arcos y las columnas situadas debajo del reloj. 

Ayuntamiento de Bilbao

Llegamos ante el magnífico edificio del Teatro Arriaga, también de estilo Neoclásico. En nuestra opinión uno de los más bellos que tiene la ciudad. Fue construido en 1890 también por Joaquien Rucoba,  tomando como modelo La Ópera de Paris. Se le dió el nombre de Arriaga en honor al compositor Vasco Juan Crisostomo Arriaga. En la actualidad, gestiona continuamente la programación de música y teatro que llega a la ciudad.


Teatro Arriaga


Llega la hora del café y nos sentamos en el mítico Café Iruña. La decoración nos sorprende, pero más aún su barra de pintxos. Si lo llegamos a saber antes...Atravesamos después los Jardines de Albia.
Jardines de Albia
Tomamos el paseo que va paralelo al río Nervión y llega hasta el Guggenheim. Está muy animado, con mucha gente paseando. Nos sacamos la foto de rigor en el puente Zubizuri, obra del arquitecto Calatraba, polémico donde los haya.


Zubizuri


Tranvía de Bilbao


De repente un estruendoso rugir nos paraliza, son los de Eibar. ¡Claro! Ese fin de semana había derby futbolero, Eibar-Atletic , en San Mames Barria, el nuevo y flamante campo de futbol de Bilbao. Ahí andaban todos, río arriba, río abajo, cantando y animando a su equipo.

Hinchas del  Eibar 


Entre cánticos y vítores llegamos a uno de 
los lugares más emblemáticos y visitados de 
la ciudad, el gigante de titanio, el museo 
Guggenheim y su guardiana la gran araña, 

¿Porque todo el mundo ve una araña, no?

Bueno, pues esta sorprendente y futurita 


escultura se llama "madre"- no sé, pero me 

recuerda a la película de animación "Los 

mundos de Coraline"- y su autora, Louis 

Bourgeois, le dio ese nombre porque al 

realizarla se inspiró en su madre. Mejor no 

preguntar... 


Museo Guggenheim y la gran araña


Nos empeñamos en agarrarnos a sus patas.












Un poco más adelante nos topamos con esta curiosa escultura de bolas. Muy chula, le daba un brillo y una elegancia al lugar...Eso sí esta obra, de la escultora Anish Kapoor, costó 4 millones de euros y le fue comprada tras  unos trabajos de restauración porque las bolas se oxidaban ¡Tiene bolas la cosa! Nos viene de perlas el refrán: "No es oro todo lo que reluce"

Obra de la escultora Anish Kapoor : "Bolas"


Me encanta el edificio Artklass, pero sobre todo lo que lleva escrito en su cúpula: "Ezina ekinez egina": lo imposible se consigue con tesón; este es el lema elegido por la familia del arquitecto Aurrekoetxea,  que levanto este bello edificio.


Edificio Artklass:  Ezina ekinez egina



A un paso de este edificio encontramos el parque Casilda Iturritza, una gentil dama que donó sus tierras y donde se construyó este hermoso parque-pulmón.


Parque de Casilda Iturritza

Vamos de regreso a coger el tranvía que nos acercará de nuevo hasta el casco antiguo y pasamos por delante del palacio de congresos y de la música Euskalduna. Dolores Palacios y Federico Soriano crearon este edificio al que le quisieron dar la forma de un barco que está en construcción, ya que  el edificio se encuentra en el lugar que ocupaba el antiguo y ya desaparecido astillero Euskalduna. Se inauguró en 1999 y en 2001 recibió el premio de arquitectura Enric Miralles.


Palacio Euskalduna 


De nuevo nos topamos con el ambiente futbolero. Un tropel de gente se baja del tranvía en dirección al campo.

Hinchas que se dirigen hacia San Mames Barria

















Regresamos a nuestro campamento base en Kobetamendi, desde donde oímos rugir a  la marabunta mientras cenamos un pollo asado en la cervecería Cobetas.




Visto así no es de extrañar que la imagen de 

Bilbao se vea implicada en la nueva película 

de la saga Matrix, "Jupiter Ascending",

donde aparece su lado más futurista. En este

video presentación podemos apreciarlo.



 


Imagen congelada de la ciudad en la película




SEGUNDO DÍA: EL GRAN BILBAO

Nos dirigimos hoy a inspeccionar el gran 

Bilbao y comenzamos por Portugalete.

Cruzamos el Puente-transbordador Bizkaia con

furgo y todo por 2,50€ y nos plantamos en

Getxo rápidamente.

Alberto de Palacios y Ferdinand Arnodin son 

los creadores de este impresionante puente- 

transbordador. Se inauguró en 1863 y desde 

entonces 630 millones de personas han

cruzado el río utilizándolo. Tiene el honor 

de ser el puente transbordador más antiguo 

el mundo y desde 1996 Patrimonio de la 

Humanidad.



Puente transbordador Bizkaia

Vistas del puente desde Getxo


Caminamos por el paseo del Marqués de Arriluze donde las villas señoriales que se asoman quitan el hipo. Hace calor, pero los rayos del sol no se dejan ver, así que así encontramos la playa de Ereaga.
 

Playa Ereaga.


Conseguimos aparcar en el viejo Puerto de Getxo, Portu zaharra y después de  comer nos  damos un paseo por  Algorta. Una maravilla de barrio. Casitas blancas con ventanas de colores marineros: Verde, rojo y azul, los que se han usado siempre para pintar las balconadas de madera y las ventanas de las casas de pescadores típicas vascas, se  agolpan en una pequeña colina. 


Portu Zaharra- Puerto de Algorta




 
Animada plaza de  Algorta
Casas escalonadas del puerto de Algorta

Calles de Algorta

Tras tomarnos un café nos dirigimos a visitar el molino Aixerrota. Este molino construido en el siglo XVIII sobre el acantilado de Punta Galea y utilizado para moler trigo,perteneció primero a un rico comerciante irlandés, y tras pasar por varias manos en 1955 lo compró el ayuntamiento de Getxo. Hoy día es un coqueto restaurante que acoge exposiciones de pintura en una de sus salas.

Aixe Errota




Punta Galea

Finalizamos nuestro viaje asomándonos a los acantilados de Punta Galea y avistando su fuerte.Y ahí se acaba nuestro viaje a tierras vizcaínas con esas sensación tan extraña y agradable a la vez de sentirte turista en tu propia tierra.


Información para preparar el viaje:

 


Este es el enlace que tiene la información del área de autocaravanas de Bilbao:

Publicar un comentario